Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

domingo, 25 de marzo de 2018

DOMINGO DE RAMOS


Así luce la fachada de la Ermita de la Rosa desde la tarde de ayer sábado de Pasión en este AÑO DE ORACIÓN por el 75 Aniversario de la primera salida procesional de la Imagen del Señor de la Oración en el Huerto con nuestra Hermandad. Setenta y cinco Primaveras que se cumplirán este Jueves Santo cuando el paso de misterio de la Oración en el Huerto cruce la portada de la Ermita de la Rosa para adentrarse al Getsemaní montillano que no es otra cosa que la plaza de la Rosa, lugar emblemático donde los haya y centro neuralgico del sentir panciblanco.


De otro lado informar que desde este medio día se encuentran las puertas de la Ermita de la Rosa abiertas para el solemne Besapiés y Mano de nuestros excelsos Titulares. Esta tarde tienes una buena oportunidad de pasar por nuestra casa  y tener un ratito de oración ante nuestros sagrados Titulares.

jueves, 22 de marzo de 2018

SOLEMNE BESAPIÉS Y MANO


domingo, 11 de marzo de 2018

RESPIRADEROS TERMINADOS

Frontal del paso totalmente terminado
Ya están en la Ermita de la Rosa los respiraderos del paso del Titular , Jesús Preso.
El pasado sábado se montaron los respiraderos y el moldurón del paso de misterio, que llegaron desde los talleres Nuestra Señora del Carmen de Triana en Sevilla, Parte del personal del taller encabezado por Manuel Verdugo se desplazaron hasta nuestra ciudad para dar los últimos toques al montaje.

Tras esta última fase de dorado se finaliza el paso de Jesús Preso y que saldrá a la plaza de la Rosa el próximo Jueves Santo para en primera instancia se realice "El Prendimiento" a la imagen del Titular de la Hermandad y posteriormente realizar Estación de Penitencia por las calles de Montilla.
Personal del Taller de dorado
junto al Hermano Mayor.

La última fase de dorado ha consistido en la finalización del muldurón así como los respiraderos, esquinas, cartelas y maniguetas que van en caoba. Con esta actuación queda finalizado el paso, destacar el moldurón tallado y calado con fondo morado y los querubines personalizados que recorren todo el respiradero entre cartelas y esquinas barrocas.
Vista del nuevo trabajo
de dorado.

Desde aquí invitamos a todos los hermanos de nuestra Hermandad y a los montillanos en general para admirar esta obra de arte el próximo Domingo de Ramos día 25 de marzo en el Besapiés de la Hermandad en la Ermita de la Rosa, así como el Jueves Santo en la Mañana que quedarán expuestos los pasos antes de la Estación de Penitencia de la tarde.


sábado, 3 de marzo de 2018

ENTREGA DE TUNICAS 2018


BESAPIES DE JESÚS PRESO

El primer viernes de marzo, tercero de cuaresma, sirvió para que muchisimos hermanos y devotos de esta venerada imagen de nuestra Hermandad, realizaran visita a la Ermita de la Rosa para besar el pie y orar con recogimiento ante la impresionante talla de Jesús Preso.

Las inclemencias meteorológicas no fueron impedimento para que un gran número de hermanos y montillanos llegasen hasta la ermita tanto por la mañana como en horario de tarde, pudiendo así realizar sus peticiones en un ambiente que llamaba a la oración de todos los fieles que llenaron los bancos habilitados, algunos no dejaron pasar el momento para realizar ofrendas de flores o depositar velas a los pies del Señor.

La Imagen de Jesús Preso, obra de D. Amadeo Ruiz Olmos en 1954 volvió a llevar la "Corona de Espinas" y el escapulario con el escudo de la Orden de los Trinitarios, esto era habitual en los años 50 y 60 y se utilizo por última vez en los cultos del Centenario de la Primera salida Procesional y de El Prendimiento e" en 2014. 

El escudo trinitario fue el anterior escudo de nuestra Hermandad hasta los años 80 del pasado siglo y esta compuesto de dos franjas iguales formando una cruz bicolor, suporponiéndose la roja sobre la azul, ambas sobre un fondo blanco que simboliza el hábito trinitario. Cuando los trinitarios liberaban a los cautivos les imponían un pequeño escapulario con la cruz trinitaria. De este modo era más fácil diferenciar los liberados de los que aún no lo habían sido. Al mismo tiempo era todo un símbolo de los que quedaban "marcados" o "comprados" por Dios Trinidad para ser definitivamente libres en él. La mayoría de los cautivos liberados no se volvían a quitar ese escapulario en toda su vida, para así recordar mejor a Dios que había ido a buscarles en las mazmorras del horror y a los frailes trinitarios que sirvieron de manos de Dios, esos mismos frailes que llevaban también siempre sobre su pecho la cruz tricolor y con ello pregonaban a todos que Dios amaba a todos hasta el extremo.